Danae, la princesa que fue encerrada por su padre, Acrisio, que según predicción del oráculo, moriría en manos del nieto que le daría su hija. Así, la mantuvo  alejada del mundo para que nunca lograra concebir el hijo que le daría muerte. Sin embargo, la seducción llegó, y Zeus,totalmente subyugado por la belleza de la joven,  convertido en lluvia dorada embarazó a Danae.

Dánae es un cuadro al óleo del pintor austriaco Gustav Klimt creado entre 1907 y 1908. La obra, que forma parte de una colección privada, mide 77 x 83 cm. y se encuentra en la Galerie Würthle de Viena . Simbólicamente representaría la sexualidad femenina, entregada al orgasmo en soledad. Con el característico color oro de los cuadros de Klimt, lo cual exacerba un  tono extremadamente sensual y erótico.

Sugerente cuadro, hermosa representación del éxtasis,  el color dorado , las formas redondeadas de la mujer, la acentuación de sus curvas, el cabello rojo al igual que los labios,  remarcan el erotismo y la sensualidad del momento de la seducción, en el que  recibe la lluvia dorada. Sublime momento de entrega al placer.

“Cuando el amor llega a lo más hondo de su viaje, a lo más alto de su vuelo: en lo más hondo, en lo más alto, nos arranca gemidos y quejidos, voces de dolor, aunque sea jubiloso dolor, lo que pensándolo bien nada tiene de raro, porque nacer es una alegría que duele. Pequeña muerte, llaman en Francia a la culminación del abrazo, que…  rompiéndonos nos junta , perdiéndonos nos encuentra y acabándonos nos empieza. Pequeña muerte, la llaman; pero grande , muy grande ha de ser, si matándonos nos nace” (Eduardo Galeano)