ECOS DEL  PRIMER ATENEO 2017

ABUSO SEXUAL: ABORDAJE SEXOLOGICO DEL OFENSOR SEXUAL

ateneo sash 2017En el marco de las actividades gratuitas y abiertas a la comunidad, el día 7 de abril se realizó el 1° Ateneo de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana.

Coordinado por la Lic. Viviana Wapñarsky, disertaron la Lic. Isabel Boschi, Psicóloga y sexóloga clínica, presidente de la Fundación Boschi;  la Lic. María Bernarda Romero, Miembro de la Comisión Directiva SASH,  Psicóloga Clínica, Especialista en Sexología clínica y Educadora sexual, especialista en Trauma psíquico (Sapsi). Y por último, el Dr. Ricardo Pérez Rivera, también miembro de la Comisión Directiva SASH,  Médico Psiquiatra, Sexólogo clínico, Magister en Neuropsicofarmacología.

El comienzo de la presentación estuvo a cargo de la Lic. Isabel Boschi,  abordando la pregunta: ¿quién puede trabajar con abusadores sexuales? Reconocida profesional, presidente de la Fundación Boschi, cuenta acerca de su vasta experiencia trabajando con ofensores sexuales. Habla del empleo de contexto inmediato, para intentar acercarse al mundo de los ofensores sexuales, haciendo genealogía: ¿de quién se ha aprendido esta conducta?  y estableciendo vínculos saludables intensos. A través del recorrido de algunas viñetas clínicas, cierra su exposición hablando de la frase de Humberto Maturana: “amar educa”, como base de su trabajo.

Continúa el ateneo en la voz de la Lic. María Bernarda Romero, con el tema:

“¿El abusador sexual se puede tratar? ¿Cómo saber quién es pasible de tratamiento y abordaje?”

y  comienza hablando de adicción sexual y de comportamientos sexuales problemáticos. La Lic. Romero menciona que resulta ineludible que los profesionales puedan hacer un diagnóstico diferencial y  distinguir entre los adictos sexuales, que son agresores sexuales de los que no, y por ende, la diferencia en el tratamiento posible.

La diferencia radical se establece entre el tratamiento para los agresores sexuales que son adictos sexuales y los agresores sexuales que no son adictos. Concluye su presentación con el siguiente párrafo, a modo de conclusión: “Las investigaciones y el conocimiento acerca de los agresores sexuales compulsivos o no, no es un libro cerrado. Cuanto más sepamos de que se trata, más nos acercaremos a la prevención primordial de un tema que preocupa a toda la comunidad, como son los abusos sexuales”.

Finaliza el ateneo con la disertación a cargo del Dr. Ricardo Pérez Rivera, que habla de los tratamientos farmacológicos posibles en los casos de ofensores sexuales. Comienza haciendo la diferencia entre pedofilia y pederasta,  y  menciona que estamos hablando de personas que no han elegido su objeto de deseo y por alguna razón terminan abusando de un niño.

El tratamiento farmacológico o castración química tiene como objetivo  la reducción de: la libido, fantasías sexuales, frecuencia masturbatoria, placer sexual, erecciones (nocturnas e inducidas por estímulo erótico), testosterona en sangre, reducción o eliminación de síntomas de malestar sexual, controlar la agresión ideacional y física reiterada hacia los menores, reducir o eliminar las urgencias (impulso de ataque) sexuales y facilitar la aplicación de la psicoterapia. Pero el  tratamiento no modifica el objeto de deseo (pedofilia), y  puede generar mayor agresión en el sujeto una vez suspendida la terapia química. El pedófilo puede producir el abuso o violación por razones que van más allá del deseo sexual y por lo tanto no eliminaría el riesgo de reincidencia.

Un lugar central en la rehabilitación del pedófilo/pederasta lo tiene la psicoterapia, es la única herramienta que podría ser útil para evitar las recaídas, una vez que el paciente esta medicado adecuadamente.

Todas las disertaciones fueron acompañadas de ejemplificaciones y viñetas clínicas, lo cual aportó mayor ilustración a la complejidad de la temática.

Lic. María Ester Antelo

Psicóloga – Sexóloga Clínica

Miembro de la Comisión Directiva SASH