ECOS DEL I ATENEO REALIZADO POR LA SOCIEDAD ARGENTINA DE SEXUALIDAD HUMANA EL 20 DE MAYO DEL 2016 –BUENOS AIRES- ARGENTINA

6 ateneo I

EL CUERPO Y LA SEXUALIDAD

Cuando no vemos ni percibimos la realidad

 En el marco de las actividades gratuitas y abiertas a la comunidad, el día 20 de Mayo se realizó el I Ateneo de la SASH. La misma contó con una amplia repercusión mediática y una convocatoria exitosa.

Coordinado por la Lic. Viviana Wapñarsky disertaron el Dr. Omar Amador Alva Lilué, Médico especialista en Psiquiatría dedicado a la Atención, Docencia e Investigación en Trastornos de la Conducta Alimentaria, tema: “Trastornos de la Conducta Alimentaria y Sexualidad” y el Dr. Ricardo Perez Rivera, Médico especialista en Psiquiatría dedicado a los Trastornos Obsesivos y cuadros del espectro obsesivo, tema: “Trastornos Obsesivos Compulsivos y Sexualidad”

Trastornos de la Conducta Alimentaria y Sexualidad

El Dr. Omar Amador Alva Lilué expone, en primer lugar, los criterios diagnósticos de los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA).  Aclara que son Trastornos Psiquiátricos, que cumplen los siguientes dos criterios: alteraciones de la conducta alimentaria que se producen sí o sí por excesiva preocupación por la imagen corporal, distorsión de la misma o temor mórbido al aumento de peso. Menciona que dentro de los TCA se encuentra la Anorexia Nerviosa, donde, además de los dos criterios mencionados previamente, las pacientes tienen bajo peso (presentan una negativa a mantener el peso acorde a edad y talla). Hay dos tipos de Anorexia Nerviosa, la Anorexia Nerviosa Compulsivo-Purgativa, que regularmente incurre en atracones (comer más rápido de lo habitual, con una sensación subjetiva de pérdida de control) y/o conducta compensatoria posterior purgativa (para sacar calorías, por ejemplo: vómitos auto-provocados, abuso de laxantes, diuréticos o medicación anorexígena y mal uso de la insulina) y la Anorexia Nerviosa Restrictiva, que no incurre regularmente ni en atracones, ni en conducta compensatoria posterior purgativa. Otro TCA es la Bulimia Nerviosa, donde la paciente incurre regularmente en atracones, seguidos de conducta compensatoria posterior (que puede ser purgativa, como la mencionado o no purgativa, dentro de la cual se encuentra la excesiva actividad física y los ayunos prolongados, donde se ingiere, por un día o más, solamente líquidos). Finalmente agrega el Trastorno por Atracones, donde hay atracones en forma regular, sin conducta compensatoria posterior regular. Estos cuadros tienen más comorbilidad con Sobrepeso u Obesidad.

Posteriormente expone el modelo de génesis de los TCA. Lo relevante es que las pacientes presentan baja autoestima (originada en antecedentes de “abuso sexual, la Bulimia Nerviosa es el cuadro psiquiátrico con más antecedentes de abuso sexual de todos, abuso físico, crítica de pares, situaciones individuales traumáticas y las características de la sociedad moderna, con su culto a la imagen”), la cual vuelcan en la imagen corporal, en un intento por resolver esa baja autoestima; como no lo logran el cuadro se perpetúa.

Finalizando nos habló del tratamiento y de la sexualidad en estas pacientes. Respecto al tratamiento el mismo es interdisciplinario, con varias disciplinas que se conectan periódicamente (Psiquiatría, Psicología, Nutrición, Clínica Médica, Hebiatría, Ginecología, con reuniones semanales, como mínimo). El objetivo es separar lo que la paciente unió; esto quiere decir separar de su imagen corporal lo que la paciente volcó en la misma. Las dificultades sexuales que las pacientes presentan pueden dividirse en las que presentan las pacientes con Anorexia Nerviosa Restrictiva, quienes son muy retraídas y habitualmente presentan temor a la sexualidad y dificultad orgásmica. Las otras pacientes, por lo general, son más impulsivas, y muchas veces tienen relaciones sexuales promiscuas, que no disfrutan, por lo cual tienen sobre todo dificultades orgásmicas. Resaltando que es necesaria la intervención de un sexólogo/a para la resolución de estas dificultades sexuales, pero que este profesional debe intervenir en una segunda etapa del tratamiento, cuando la paciente ha podido separar lo que volcó en su imagen corporal, si se hace con anterioridad puede empeorar su cuadro de base.

Trastorno Obsesivo Compulsivo y Sexualidad

El Dr.  Ricardo Perez Rivera expone que los pacientes con TOC habitualmente están atormentados por las ideas obsesivas y los rituales a los cuales se ven compelidos a cumplir, si a esto le agregamos que  hasta en un 70% de los casos puede estar acompañado por un cuadro depresivo co-mórbido, podemos estimar que la disminución de la libido o los problemas sexuales que pudiese padecer no son su principal interés al momento de la consulta.

En el caso de los TOC de Amores, aclara que el contenido de la idea obsesiva son planteos recurrentes acerca del amor que tienen  hacia su propia pareja y dudas, a su vez, de si ese amor es real, si aman realmente a la pareja. Estos pensamientos son causantes de muchísimo malestar, y en muchos casos de la ruptura de la pareja. Igual que cualquier otro proceso obsesivo, genera mucha ansiedad aparte de llevar a los sujetos que la padecen a pasar gran cantidad de tiempo pensando e intentando deducir mediante pruebas a uno mismo, si están enamoradas de su pareja o no. En su mayoría son mujeres

En la clínica se observan cantidad de pacientes con TOC de la dimensión de contaminación los cuales padecen una serie de dificultades amorosas y sexuales, como ser la imposibilidad de interactuar con personas (hablar, tocarlas, acariciarlas, etc.), intimar con ellas, besar, masturbarse, tener coito con alguien, etc.  Desde los pacientes, no solo es por temor a tomar contacto con alguna sustancia que les pueda hacer daño, enfermarse de SIDA o contagiar ellos el HIV, sino también el asco al tomar contacto con los fluidos del otro (saliva, esperma o fluidos vaginales).

Relata que el TOC de Sexualidad lo padecen hasta un 35% de los pacientes con TOC. En relación a la esfera sexual, son las ideas que más condicionan y atormentan a los pacientes, en la mayoría de los casos les impide tener vida sexual, no solo los inhibe del encuentro con otras personas sino también de la propia masturbación. Las obsesiones sexuales relacionadas al temor de poder llegar a ser homosexual,  pueden ser mal interpretadas como planteo de orientación o identidad sexual, complicando la situación del paciente e imposibilitando el diagnóstico y tratamiento del TOC.

Informa que el Tratamiento es con Terapia Cognitivo-Conductual y en muchos casos medicación anti-obsesiva, en centros especializados en TOC.

Cabe destacar que ambas disertaciones son trastornos recurrentes en el registro clínico de las entrevistas sexológicas, en consecuencia la información y la actualización en el tema, amerita un espacio de formación, como lo fue el ateneo realizado.

 

Lic. María Bernarda Romero

Psicóloga – Sexóloga Clínica

Miembro Comisión Directiva SASH

2016-2017