POR QUÉ GENITALES Y PECHOS XXL

By | Articulos | No Comments

POR QUÉ GENITALES Y PECHOS XXL LA RESPUESTA EN NUESTRA HISTORIA EVOLUTIVA

SEXO Y ANTROPOLOGÍA

Dr Sexólogo Manuel Lucas Matheu

¿Nunca te has preguntado por qué tiene tanta importancia el tamaño del pene? ¿Y por qué atraen los pechos de las mujeres? ¿Qué nos diferencia de los animales cuando hablamos de sexo? ¿Cómo hemos evolucionado en la materia? Muchas de estas respuestas parecen descansar en nuestra propia historia evolutiva.

Varias figuritas en un altar con símbolos fálicos en el santuario de Chao Mae de la diosa Tuptim en Tailandia. EFE/Rungroj Yongrit

Para entender por qué el pecho y el pene son grandes protagonistas en términos de atracción sexual hemos de remontarnos a miles de años atrás. Una historia que nos explica el doctor y sexólogo Manuel Lucas Matheu, presidente de la Sociedad Española de Intervención en Sexología (SEIS), secretario general de la Academia Internacional de Sexología Médica (AISM), y miembro de la comisión académica del Máster Oficial de Sexología de la Universidad de Almería. Sobre este tema y muchos más habla en su libro “Sed de piel, ¿Feminizar el futuro?”

La evolución del sexo a lo largo de la historia

Si hay una verdadera revolución sexual a través de toda nuestra historia como humanos se produjo en la época protohominida y quien la protagonizó fue la hembra.

Hasta entonces, la inducción sexual de los machos, incluso los primates como los chimpancés, era de tipo neurológico, mientras que en las hembras era hormonal, dependiendo de la época de celo. Por tanto, “se puede entender que el macho desea y la hembra se vuelve deseable cuando tiene las protuberancias de atrás rojas”, explica el especialista.

El doctor y sexólogo Manuel Lucas Matheu./ Imagen cedida por él mismo

Por la herencia que tenemos y distintos hechos que iban acaeciendo, como la necesidad de apego, la sexualidad de la edad protohominida (desde el Autrolopithecus Afarensis) traspasó lo meramente procreativo.

“Este despegue de lo reproductivo y lo sexual -apunta-, y sobre todo de lo sexual más dirigido a la piel, a la necesidad de contacto, determina un cambio importante en las hembras de forma que se independizan de sus hormonas y empiezan a tener una respuesta sexual de inducción neurológica cuando se ven atraídas por un macho”.

Por tanto, la capacidad de respuesta sexual en las hembras ya no es dependiente de las hormonas, sino de los estímulos sensoriales.

De alguna forma, en este momento de la historia la hembra pasa a ser deseante y obliga al macho a ser deseable.

La necesidad de contacto tanto de la piel como visual, hace además que las relaciones pasen a ser cara a cara, para lo que se necesitan nuevos focos de atracción distintos a las protuberancias rojas traseras que hacían deseable a la hembra. Además, se añade otro desafío: el macho no tenía protuberancia destacable, algo que ahora sí necesitaba.

Pero, la naturaleza es sabia, y las protuberancias se han modificado a través de la evolución. En el caso de la hembra, pechos, “los más grandes de todos los primates sin tener relación con su carácter funcional”. ¿Y el macho? Podemos decir que en este momento de la historia evolutiva es donde el pene adopta el papel protagonista, pues se agranda para ser la protuberancia que le hará deseable. Así, llegamos a explicarnos por qué estas dos partes del cuerpo, y su tamaño, son muchas veces determinantes en términos de atracción.

EL COMPLEJO DEL PENE PEQUEÑO

Vista del “Sexkerzenhalter”, realizado en el siglo III en el Museo de Prehistoria de Dresde (Alemania)./ EFE/MG

Manuel Lucas indica que, pese a que el tamaño del pene es la mayor preocupación de muchos hombres del planeta, no podemos quejarnos respecto a nuestros primos hermanos, pues “el gorila tiene tres centímetros en erección”, señala el experto. Pese a que a mayor tamaño del miembro viril mayor atracción, esta obsesión responde más a ser el más atractivo del reino que a la relación directa con el placer que se puede dar a la pareja de juego.

¿Este pensamiento falocrático puede cambiar en un futuro? El experto señala que parece estar cambiando, y pone como ejemplo un estudio publicado en The Journal of Sexual Medicine en el que, tras entrevistar a 105 mujeres, “de ocho factores que evalúan como atractivos de los genitales masculinos, la longitud se queda en el puesto número seis, el grosor en el tres, en el uno el aspecto y la estética del pene, y el dos el vello púbico”, explica el sexólogo.

EN EL SEXO… ¿QUÉ NOS DIFERENCIA DE LOS ANIMALES?

Manuel Lucas subraya cinco diferencias que hacen que nuestras relaciones sexuales no sean tan animales:

  1. Respuesta sexual igualitaria. “De carácter neurológico, deseante y por tanto a su vez deseable por ambas partes”, apunta.
  2. La sexualidad trascendió lo meramente procreativo, por lo que “las relaciones sexuales están apartadas desde hace miles de años de una finalidad reproductiva”.
  3. Intimidad en nuestras relaciones. No hay ningún otro mamífero, ni siquiera los chimpancés, que busquen la intimidad para las relaciones sexuales. Además es algo universal (salvo algunas excepciones relativas a fiestas y rituales), teniendo mucho que ver “con la necesidad de calidad y de calidez, de contacto íntimo y de intercambio mutuo, y por tanto de que no haya ningún elemento exterior que provoque una distracción”. No es cuestión sólo de pudor, sino de crear un clima íntimo.
  4. La sed de piel, “que no desaparece hasta la muerte porque siempre necesitamos el contacto físico con los demás”. A través de la evolución, nuestra sexualidad se ha ampliado mucho más allá de lo genital, a todo el resto de la piel y a todo el resto del organismo. Algo a lo que debemos prestar atención porque, según el especialista, en nuestra cultura actual parecemos haber involucionado al centralizar la sexualidad en los genitales, teniendo relaciones falocráticas.
  5. La peculiaridad de que la mujer hizo desaparecer su periodo de celo visible, “siendo la única hembra mamífero que no lo tiene”, señala.

Informe Congreso de Puerto Rico

By | Articulos | No Comments

INFORME ESQUEMATICO SOBRE EL I CONGRESO INTERNACIONAL DE SEXOLOGIA EN PUERTO RICO

 ruben hernandez

DR RUBEN HERNANDEZ SERRANO

MEDICO PSIQUIATRA SEXOLOGO CRIMINOLOGO

www.rubenhernandez.com

 

San Juan de Puerto Rico, isla caribeña, con gran ambiente socio cultural y musical, ha sido Sede del I Congreso Internacional de Sexología. Luego de varios anos de intentar hacerlo se logró un Evento de Primera Línea, con participación activa de más de 350 asistentes.

Se destaca la organización,  puntualidad, respeto y un público ávido de conocimientos y experiencias.

Mucha gente joven que se involucra en el campo de distintas profesiones.

Se dictaron 9 Talleres previos dictados por Profesores de Alto Nivel Académico :

Manuel Lucas M,Juan A Venegas, Francisco Cabello,Olga Marega y Amelia del Sueldo en la mañana del Jueves 2.

Alice Perez Fernandez, Jaime Veray, Rejane Dos Santos, Ramiro Serna, Manuel Lucas M Juan C. Malave-Rexach, Hilda Cajigas,Ricardo Cavalcanti y Ruben Hernandez Serrano en la tarde, con audiencias importantes.

Todo en la Sede de la UNE, Universidad moderna, con instalaciones técnicas y humanas de primera línea.  Provoca trabajar allí.

La Academia Internacional de Sexología Medica realizo reunión  Solemne , con la participación de Cabello, Lorenzo, Lucas, Garcia, Llanos de Ordoñez,   Cavalcanti, Cedres, Venegas y Hernandez Serrano, recibiendo la incorporación académica con trabajos científicos de 2 nuevos colegas del Ecuador.; Dres. Francisco A. Hidalgo Perez y Gasron L Zambrano Garcia

Se acordó proponer una Comisión evaluadora de Credenciales y Peso Académico de los nuevos ingresos integrada por los Ex Presidentes Hernandez, Cavalcanti, Palha, Bianco, y Glina.

Y adoptar un modelo similar a la Clasificación de Universidades y Hospitales existentes en algunos Países para optimizar el funcionamiento de la AISM. Y realizar un Baremo.

Se insistió en la necesidad de difundir el proyecto DESEA y en visitar la página web de la AISM, academiadesexologia.org, en donde se actualizan constantemente las publicaciones y trabajos de los Académicos.

El Hotel Sede  Embassy Suites ,impecable, permitió el estar todxs en el mismo ambiente, compartir desayunos,  almuerzos y happy hours. Muchas veces se aprende más en los Congresos de estas conversaciones informales, que en las propias Conferencias. Además está ubicado a menos de 5 minutos del aeropuerto ya modernizado.

Una Noche llena de Erotismo y Sexualidad en un ambiente adecuado merece ser destacada, liderada por López Peralta..

La calidez, armonía y el placer siempre presentes en un ambiente de compañerismo y fraternidad, propios del pueblo Boricua.

La Ceremonia de Apertura sencilla, corta, con las Banderas de los Países participantes  en la que destacaron las palabras de Alicia Fernandez Presidenta del C.O. que constituyen una gran motivación para seguir en la lucha  y motivación al bien diseñado Programa de Actividades Científicas.

Anexamos copia de dicho Programa.

La participación novedosa en el Debate Socrático sobre Clasificación de los Trastornos Sexuales, fue original, motivadora y esclarecedor, sobre todo cuando vienen nuevas versiones de la ICD-11, La corrección de la DSM 5 y el MDES III en Idioma Ingles.. El proyecto US-UK, los criterios de inclusión en Protocolos de Investigación,  los Estudios comparativos, la efectividad de nuevos medicamentos, el Intrusismo, la Depatologizacion de entidades clínicas y el trabajo con la OMS-WHO, fueron expuestos y discutidos. Teniendo siempre como objetivo el derecho de una persona a  NO ser “etiquetada”

Igualmente estuvieron presentes Álvaro Skupin y Nancy Alvarez quienes lideran el trabajo con Células Madres en Latinoamérica. www.solcema.com.

La Conferencia de Alicia Fernandez sobre Sexosomnia,merece ser destacada. Igualmente la participación del Dr Jose R Pando, Educación Sexual en PR  y Eduardo Fankhanel sobre Parafilias. El Dr Christian Thomas de Chile también estuvo presente con una Conferencia sobre Mecanismos Reguladores en la Infancia y sus efectos en la Sexualidad Adulta.

Importante Exhibición de Numerosos Libros, que nos animan siempre a buscar la distribución eficiente de los mismos.

Puerto Rico tiene ya su Maestría en Sexología y un trabajo muy arduo en Sexología Forense, liderado  por Juan C Malave –Rexach.

Costa Rica se hizo presente con la destacada y  activa participación de Margarita Murillo, y también Mayra Rodríguez ahora en Santo Domingo. Pierre Assalian de Canadá también estuvo presente.

Numerosa participación de medios de prensa y televisión.

Garcia, Nuñez, Cavalcanti y Hernandez sostuvimos un desayuno para ventilar y plantear soluciones al problema de los CURSOS FLASSES, que estamos seguros cuando se plantee formalmente por la Coordinación de los mismos, lograra solucionar los diferendos existentes, sobre todo incorporando nuevos Temas y Profesionales, para continuar avanzando luego de la 1a etapa de los 10 años ( 2006-2016) que coordino Teresita Blanco. Le corresponde a Maria de los Angeles Nuñez informar formalmente . En el fondo todxs  estamos de acuerdo para las próximas actividades en Praga y Rosario, Argentina.    tendientes todxs a promover desde ya el próximo CLASES en Buenos Aires en el 2018.

FLASSES somos todxs.

No debemos olvidar el constante trabajo de organización y motivación de Jonathan Echevarría y Collete Jimenez, quien siempre estuvieron listos.

En fin ,lamentamos la ausencia motivada de algunxs conferencistas

A nuestrxs ya hermanxs de lucha de Puerto Rico, esperamos su incorporación aún más activa a la FLASSES , WAS , AISM y WASM. Constituyen una bien formada y motivada generación de relevo.  Más que bienvenidxs.

 

Una anécdota final. La Presidenta Fernandez recibió una queja de algún participante:

No había perros calientes ( hot dogs ) en la Universidad.  Así fue.

Gracias por tanta eficiencia y atenciones., dignas del espíritu latinoamericano.

 

RUBEN HERNANDEZ SERRANO

 

 

PREGUNTAR SOBRE SEXUALIDAD

By | Articulos, Novedades/News | No Comments

tapa santoro

Sonia Santoro

Por Sonia Santoro*
Yo era tímida, lo fui, lo soy. Cuando era chica, había alguna noción, no siempre dicha, no puesta en palabras de que ―hay cosas que mejor no preguntar‖. ¿Qué cosas era mejor no preguntar? Las vinculadas con alguna cuestión de la intimidad.
Mi profesión me empujó, obligó y ayudó a salir de ese lugar. ―Es mi trabajo, tengo que preguntar esto aunque no me anime‖. A simple vista puede parecer algo sencillo preguntar. Ponerse del lugar de quien no sabe y simplemente hacer hablar al entrevistado/a. Sin embargo, preguntar también es un arte, con sus trucos y estrategias. Porque no se pregunta solo por el placer de preguntar, sino por el de llegar a un objetivo, saber algo, enterarnos, informarnos. Aunque en el camino eso no pase y la pregunta nos lleve a cualquier otro lado.
El encuentro con el otro/la otra a entrevistar siempre genera una sensación de incomodidad, aparecen las dudas. ―Sabe tanto… esta pregunta es una estupidez‖. Pero la entrevista obliga a saltar. Hay que hacer las preguntas estúpidas y las incómodas. No dar nada por sentado, aunque algunos entrevistados y a veces la entrevistadora no lo soporten.
Hay temas que son especialmente difíciles de abordar. La sexualidad es uno de ellos.

No hay que tener miedo a las preguntas. Y no es que una vaya temblando a hacer alguna pregunta, sino que el miedo muchas veces se hace presente en la ausencia de preguntas sobre el tema, el no saber qué preguntar. Tal vez la palabra exacta no sea miedo. Tal vez sea mejor hablar de tabúes, de incomodidades, de inseguridades que genera meterse en el terreno pantanoso de la sexualidad. Entonces, muchas veces el tema se evita, se elude, hasta que se nos presenta de sopetón.

Me pasó con la entrevista a Miguel Gallardo, un humorista gráfico español, padre de una hija con autismo, en que la entrevista casi había terminado y cuando le hice una pregunta cliché (¿quiere agregar algo’) disparó un momento más desnudo de la entrevista, más directo y verdadero: dio lugar a hablar de la sexualidad de su hija y otras personas con autismo y profundizar más en lo que implica en el día a día convivir con esta enfermedad.
–Hay algo que nadie pregunta por esta idea de que son niños pequeños y asexuados –dijo él.
–Ah, sí, es un tema el de la sexualidad…
–Claro. María es así, tiene un par de tetas así -las dibuja con las manos. Las hormonas están por todas partes. Entonces tú puedes tener la opción de decir “no quiero meterme en esto del sexo”. Pero si tú no te quieres meter el sexo se va a meter. María se autoestimula como todo el mundo porque es algo inherente a la persona. Entonces hay una capa importante de los padres –incluso de los profesionales también que lo derivan a los padres–, del “no quiero saber”. O sea, tengo tantos problemas con las relaciones que añadir el tema del sexo es muy complicado. Pero si lo haces así tarde o temprano se va a convertir en un problema de verdad. Si tú no acotas o intentas informar. Pero es algo completamente tabú. Quizás es algo que lleva a los padres a pensar en violaciones, abusos, pero es mucho mejor prepararlos. María tiene 20 años. Tienes que pensar que María tiene la regla, que tiene un montón de cosas.

–Ha tenido novio, ¿cómo se vincula?
–No, no tiene capacidad. Porque cada uno va por su cuenta. Pero no está limitado el sexo a la pareja.
–¿Y ustedes cómo lo abordaron con María?
–Bueno, pues intentar que cuando María se estimule esté en un sitio íntimo. Pero a veces se escapa y puede aparecer en mitad en la calle (risas). Lo bueno y lo malo con el autismo es que tienes que tener soluciones inmediatas a las cosas. Soluciones a cosas que no te puedes imaginar y que surgen. A veces has encontrado soluciones pero no permanecen. Lo que funciona hoy a lo mejor la semana que viene no funciona.(…)
Uff. Al final, la no pregunta, o la pregunta hecha de compromiso terminó llevando al lugar más interesante de la entrevista, aquel del que no se habla. El lugar de lo invisible o de lo que se esconde debajo de la alfombra. ¿Y por qué no había preguntado? Justamente por todo lo que dije antes, por el desconocimiento, el miedo, el tabú.
Para preguntar, en definitiva, no hay que temer lo que podamos descubrir con esa pregunta. Y ese es tal vez el nudo de la cuestión en torno a la sexualidad. Que aborda muchas veces cuestiones insoportables de escuchar, como es el caso del abuso sexual infantil. Al psicoanalista Jorge Volnovich le pregunté por qué dice que es una temática invisibilizada. El dijo:
–Maltrato y abuso sexual siempre han estado invisibilizados en una sociedad patriarcal y sexista que tiene a la familia como el paradigma de protección del niño. Justamente lo que uno puede percibir es que los maltratos y el abuso sexual se procesan dentro de la familia. Quiere decir que la familia no es el lugar más protector para el niño, sino el lugar más inseguro que puede tener un niño víctima de maltrato o abuso.

Entonces, el maltrato y el abuso estaban totalmente naturalizados. Treinta años atrás el castigo físico disciplinario de un niño se veía como normal, se les pegaba a los chicos. O ni siquiera se consideraba el abuso emocional y psicológico como algo importante, y el abuso sexual estaba relegado a las clases pobres, hacinadas, etc.
―La familia no es el lugar más protector para el niño‖, dijo Volnovich. Y no puedo dejar de pensar que para oir esta respuesta hay que querer. Hay que poder escuchar y tener capacidad de seguir indagando sobre cuestiones insoportables.
En otras oportunidades, la sexualidad aparece también sin que se la pregunte porque es parte de lo cotidiano. Pero esto no sorprende, especialmente cuando la entrevistada es una feminista como la mexicana Marcela Lagarde:

–¿Qué fue primero para usted, la antropología o el feminismo?
–A los 12 años me dieron la píldora para que fuera libre, además con ese mensaje. Para que no tuviera embarazos no deseados.
–Recién habrían salido las píldoras…
–Recién. Yo creo que nosotras fuimos conejillos de Indias. Estaban recientemente en el mercado y yo recuerdo que mi hermana y yo íbamos a ver a mi papá al consultorio y salíamos con píldoras para todas las amigas. Yo soy hija de la píldora. Mi libertad sexual está ligada a la píldora. Yo le haría un monumento a la píldora, simbólicamente, en cada parque. Porque de veras noto la diferencia de mi vida con otras vidas sólo por ese hecho. (…)
¿Y por qué no sorprende cuando la entrevistada es una feminista o la que entrevista lo es? Porque en este enfoque de la vida, lo personal es político, y el cuerpo de las mujeres que ha sido y sigue siendo campo de batalla de guerras fácticas y simbólicas, es un territorio a defender y explorar.

Otra feminista, la estadounidense Sondra Hale, terminó hablando de sexualidad, en una entrevista sobre las insurrecciones en Medio Oriente. –¿Y esa batalla dónde se da? ¿En el ámbito privado, en el público? –Más en el ámbito privado. Ahí está lo difícil. Las cuestiones de sexualidad han comenzado a cambiar mucho. La gente todavía piensa que cuando uno habla de cuestiones de sexualidad está hablando de gays y lesbianas. Pero de lo que uno está hablando realmente es de las relaciones de poder en base a la sexualidad y al sexo dentro de las familias. Política de sexo en realidad.
La gente todavía piensa que cuando uno habla de cuestiones de sexualidad está hablando de gays y lesbianas. Pero de lo que uno está hablando realmente es de las relaciones de poder en base a la sexualidad y al sexo dentro de las familias.-Dijo Hale, con una sonrisa afable, poniendo el acento en una de las más importantes enseñanzas del feminismo. La necesidad de involucrarse, comprometerse, reconocer la experiencia propia como punto de partida para encontrarse con otras (mujeres, experiencias) y transformarla en un asunto público, político.
A la teóloga feminista Ivone Gebara, la primera que se atrevió a poner sobre el tapete la reflexión sobre los derechos sexuales y reproductivos de la mujer en Brasil, dentro de ellos el aborto, preguntar y preguntarse sobre estas cuestiones la llevó a ser castigada por la Iglesia Católica. El riesgo de la pregunta. “Dentro de la Institución es un camino que comporta mucho aislamiento porque te temen. Yo, por ejemplo, me doy cuenta que no en todas las instituciones católicas soy bienvenida. Hay gente que dice ‘con esta feminista no podemos ir’ –explicó–. ¿Por qué? Porque el feminismo es desestructurante del poder patriarcal, del poder religioso que está ahí y que organiza vidas”.

Estos son solo unos pocos ejemplos de cómo preguntar deja de ser algo tan sencillo y tan inocuo como puede parecer a simple vista. Y de lo necesario de preguntar con perspectiva de género, especialmente en temas de sexualidad. ¿Por qué? Para no seguir tapando, para ayudar a decir lo no dicho, para no culpabilizar ni estigmatizar a las mujeres por su sexualidad, sus deseos, sus experiencias vitales.
El periodismo con enfoque de género es una opción política del hacer periodismo. Las notas no te pasan por el costado. Te interpelan, de preguntan a vos, la que pregunta. Violencia, amor, moda, ciencia, literatura, política, educación, religión, derechos, abuso sexual, autismo. Todos los temas se pueden abordar con esta perspectiva. Y la sexualidad también por supuesto. En mi libro Periodismo con G. Entrevistas en perspectiva (Editorial Biblos) –que recoge las entrevistas citadas y otras tantas- planteo tres tipos básicos de abordaje de la entrevista periodística con perspectiva de género. Aunque esta división suene algo forzada por momentos, porque justamente cuando se habla de cuestiones de género lo personal es político y las experiencias hacen la teoría, intentar dar un orden, que no el único posible por supuesto, es ordenador a los fines de analizar la práctica.

Al primer tipo de abordaje, lo llamo de ―Experiencias‖. Se trata de entrevistadas, que a partir de sus experiencias de vida pueden dar cuenta del ser femenino, los sufrimientos, las luchas y los placeres que las atraviesan. Son mujeres que no necesariamente se reconocen como feministas –aunque algunas sí lo son-, en algún caso rechazan incluso el término, pero cuyos relatos o sus temas de interés permiten vislumbrar desigualdades o la situación de social de las mujeres. En estas entrevistas hay un reconocimiento a la diversidad de situaciones y experiencias de mujeres y de hombres. Se trata de entrevistas que permiten ver, hacer visible y recuperar historias de algunas mujeres. La visibilidad de estos recorridos y su mirada es fundamental para la construcción de una sociedad de iguales.
El segundo tipo es de ―Temas‖, e incluye entrevistas a personas que se han especializado en los llamados temas de género y ahí esos tópicos constituyen el elemento central de las preguntas y las respuestas. El tercer tipo es de ―Perspectivas‖. Es el resultado de pensar cómo se introduce la perspectiva de género en entrevistas a académicos, activistas o pensadores que no trabajan específicamente con esta mirada ni en los llamados temas de género. En estas entrevistas se trata de hacer detección y análisis de las diferencias —y también de las similitudes— entre mujeres y hombres para identificar posibles desequilibrios y desigualdades. Aquí aparece el género como categoría transversal. En estas entrevistas se
ve cómo la mirada de género permite abrir otra perspectiva en cualquier tema que se aborde.
¿Por qué el enfoque de género en las entrevistas, y el periodismo? Porque ya no lo puedo hacer de otra manera. Porque todavía sigo trabajando para escapar del ―hay cosas que es mejor no preguntar‖. Y no soy la única. Hay muchos y muchas colegas que están en este camino.
*Periodista, escritora. Su último libro es Periodismo con G. Entrevistas en perspectiva (Editorial Biblos). Desde el 3 de junio dictará el Taller virtual “Periodismo con G”. El objetivo del taller es introducir en las herramientas básicas para el ejercicio del periodismo escrito con enfoque de género, con énfasis en la entrevista. Se cursará en la metodología de taller virtual, estimulando los ejercicios de escritura a partir de análisis de textos y conceptos.

Más información: sonialsantoro@gmail.com; www.soniasantoro.com

LA PERSPECTIVA DE GÉNERO EN EL ABORDAJE DE LAS DISFUNCIONES SEXUALES

By | Articulos | No Comments

Articulo-Chenlo-itn

La práctica clínica en Sexología así como la de otras disciplinas, requiere de un marco no sólo en los elementos prácticos del trabajo cotidiano, sino también en cuanto al posicionamiento teórico y ético.

En este sentido planteamos que trabajar desde una Perspectiva de Género implica:

  • Analizar el ejercicio de poder en clave relacional priorizando las que se dan entre hombres y mujeres y que refieren al ejercicio de poder.
  • Considerar que si bien el género es siempre “violento” en cuanto elemento “normalizador” que marca los cuerpos, la perspectiva de género es siempre “revolucionaria” en la búsqueda del cambio social.

Otras dimensiones fundamentales a considerar cuando se trabaja desde esta perspectiva son: la Perspectiva de Derechos y el Enfoque de Diversidad.

Cuando hablamos de Perspectiva de Derechos referimos a:

  • Reconocer a las personas como sujetas y sujetos con todos los derechos y obligaciones inherentes a su condición humana.
  • En sexología con especial énfasis en trabajar para empoderar en materia de ciudadanía sexual.
  • Reconocer que no todas las personas gozan de iguales condiciones para el ejercicio pleno de sus derechos.

Cuando hablamos de un enfoque de diversidad referimos a:

  • Considerar la diversidad humana desde todas las posibilidades de existencia: diversidad sexual, funcional, cultural, étnico-racial, etc.
  • Visualizar a las personas como seres únicos: recordando siempre que los protocolos deben estar al servicio de las personas y no las personas al servicio de los protocolos.
  • Reconocer en la construcción de identidades y en el ejercicio de la sexualidad un amplio abanico de posibilidades no jerárquicas.

Más allá de estas puntualizaciones: ¿qué implica encarar la clínica sexológica con perspectiva de género?

Primero que nada, no asumir lo que no se interroga. Muchas veces nos referimos hacia las personas que consultan infiriendo su identidad, su orientación o sus prácticas sexuales. Tener especial cuidado en no presuponer colabora a que la persona se sienta con la libertad de expresarse plenamente, esto mejorará sin duda el vínculo terapéutico.

Otro elemento fundamental es representado por la demanda. Muchas veces las personas llegan al consultorio con la idea de que vienen a buscar un orgasmo o una erección. Debemos colaborar en una construcción realista y enriquecedora de la demanda, donde el eje sea una vida afectivo-sexual más plena y que no se limite a un elemento concreto. En este sentido, es deseable no reforzar el coitocentrismo como único ejercicio posible de la sexualidad, y promover una actitud proactiva que explore el abanico de posibilidades en materia de placer y de deseo.

Para lograr estos objetivos es fundamental comenzar por aclarar que la vida sexual de una pareja no comienza en la cama, necesito conocer cuáles son sus sueños, deseos, expectativas, etc., así como la forma en que se relacionan entre sí y con el resto de sus vínculos. Cómo manejan el estrés y las presiones de la vida cotidiana, para reflexionar acerca de cómo todos estos elementos actúan sobre su sexualidad.

Algunas consideraciones a tener en cuenta:

En el caso de las relaciones incipientes u ocasionales, la exigencia de un alto rendimiento o “alto voltaje sexual” estará siempre presente, por esto es fundamental el manejo de las ansiedades y las expectativas. Sobre todo en un mundo que nos exige probarlo todo, donde el “parecer” importa más que el “ser”.

El consumismo ha llegado también al plano sexual, y las personas son tratadas como objetos que se consumen y desechan. El ejemplo más claro lo vemos en las redes sociales como Tinder o Badoo, donde las personas se presentan a modo de catálogo, pasando de foto en foto como si se tratara de productos, todos desechables. Donde la clave está en “producirse” para aumentar las posibilidades de ser “consumible”.

Esta forma de establecer los vínculos sin dudas marca la manera en que se darán las relaciones cara a cara -si es que se llega al encuentro-.

En el caso de parejas estables sin embargo, aparecen otras complicaciones. La vida moderna y sus constantes mensajes contradictorios generan cortocircuitos en la vida de pareja.

El encuentro sexual es valorado e idealizado como un momento que debe darse espontáneamente, donde el deseo debe nacer en forma casi incendiaria. Sin embargo, la rutina diaria y las exigencias cotidianas de la sobrecarga laboral llevan a que no se tenga ni tiempo ni energía para cumplir este “ideal”, y que la sexualidad sea vista casi como una pérdida de tiempo, una actividad que se debe cumplir pero que interfiere con la planificación semanal y la vida social: “Los lunes no porque tengo gimnasio, los martes y jueves tengo clases y llego tarde, el viernes tenemos un asado, el fin de semana las visitas familiares y el fútbol”, y así una larga lista de compromisos que se visualizan en competencia con la vida sexual.

Esto lleva a las parejas a sentirse frustradas entre lo que “es” y lo que “debería ser”. Bajar las expectativas en este sentido y reflexionar acerca de las posibilidades reales de cada pareja es fundamental.

El tiempo, ese elemento tan valioso, debe repartirse en la medida justa, y la pareja también merece un lugar en la agenda.

Una vida como la que llevamos hoy día requiere de planificación también en materia de encuentros sexuales. Si en una pareja estable se deja librado al azar se hará difícil encontrar el tiempo de encuentro, se debe superar el miedo a planificar.

El ejercicio de crianza también es visto como un obstáculo para vivir la sexualidad en pareja. Es frecuente que se plantee la llegada de los niños y niñas como un elemento que minó las posibilidades de una sexualidad plena. Es importante trabajar acerca de las expectativas y posibilidades de buscar espacios alternativos. No todo debe suceder en la noche, ni en la casa, ni en la cama. La imaginación es fundamental para recuperar la intimidad sin descuidar el ejercicio de la maternidad y la paternidad.

Y por supuesto no nos debemos olvidar de la violencia, este flagelo que azota nuestra sociedad. Ninguna acción terapéutica de pareja es posible en un vínculo que transita violencia doméstica, y nuestro mensaje debe ser contundente en este sentido.

Lic. Psic. Nancy Chenlo

SUS SOCIEDAD URUGUAYA DE SEXOLOGIA

COMISION DIRECTIVA 2015-2016

URUGUAY- MARZO 2016